'A todo Riesgo', Chrissie Hynde a través de sus anecdotas


Si ustedes se han preguntado continuamente como yo qué tiene el agua de Ohio para que se desarrollara el fútbol americano, apareciera la radio experimental que expuso al rock and roll, surgieran grupos como The Breeders y The Black Keys (entre muchos otros), además de brindarnos dos directores fundamentales para entender la actualidad, Jim Jarmusch y Paul Thomas Anderson, la respuesta la encontrarán en la autobiografía de Chrissie Hynde, 'A todo riesgo', editada por Malpaso en castellano.

El riesgo al inicio podría ser encontrarse con demasiados detalles personales, esos que terminan quemando cualquier imagen o pasión por un músico, sin embargo Chrissie Hynde nos brinda un verdadero balance entre la figura en desarrollo y las reflexiones posteriores de su propia vida y espacio, los tres contextos son los que dan respuesta al punto Ohio y sus misterios, expuestos por Hynde como el esparcimiento del Estados Unidos urbano que en gran medida se comió al rural, el cambio generacional entre aquellos que en su infancia vagaban con confianza y la desconfianza natural de los siguientes años.

No solo establece la dinámica del auto como símbolo de posicionamiento social (aunque ella caminaba hacia todos lados), aborda la aparición de la píldora anticonceptiva como herramienta de liberación de su generación y las industrias que cambiarían la cara del sueño americano (píldoras y armas, recordamos inmediatamente la película 'Thank You for Smokin''), todo partiendo de la industria del caucho, que desarrolló a la zona a través de carreteras y puso en su camino múltiples bandas que utilizaban Ohio como territorio de calentamiento, fue así como los encuentros con Cream, los Rolling Stones y un disco de Frank Zappa terminarían de alborotar su ánimo hippie y andariego que la llevarían a Canadá, México e Inglaterra, donde se desarrollaría como periodista musical amateur y se colocarían las piezas para la creación de The Pretenders.

'A todo riesgo' está plagado de juegos, dibujos, caballos, la compra de sencillos y discos, formar bandas de mujeres y su ánimo de romper cosas desde pequeña, el antecedente destructivo del punk con el que se relaciona con Wendy O Williams dentro de su propia historia, la cual no incluye los años posteriores a la muerte de dos de los integrates de The Pretenders a principios de la década de los 80.

Chrissie Hynde crea un mapa de viaje partiendo de la descripción de Ohio, se convierte en la acumulación de anecdotas y observaciones realizadas con un flujo de marihuana y alcohol sin ser reveladora sobre los excesos, en realidad las palabras se mueven como una plática nocturna al calor de una taza de café, los recuerdos se enlazan sin ser íntimos, no aborda relaciones personales, dedica poco tiempo a sus tres matrimonios o incidentes con motociclistas que han sido documentados en otros lados, la figura pública afortundamente marca una barrera para brindarnos las reflexiones sobre su formación asistiendo a conciertos, sus colaboraciones en New Musical Express y el breve trabajo en la tienda Sex de Malcom McLaren.


Si, es una historia de sexo, drogas y rock and roll que incluye haber participado en las primeras alinaciones de The Clash y The Damned, pero sin necesidad de ser una exposición de la persona. Para algunos eso hace que la autobiografía sea fallida, sobre todo cuando la primera etapa de The Pretenders se conoce por el exceso que se llevó a algunos de sus integrantes, sin embargo para los que apreciamos que no nos rompan la figura, 'A todo riesgo' responde a detalles, hace conexiones y brinda los pensamientos antes del descubrimiento de Violent Femmes (tocando afuera de un concierto) o la reflexión de los prisioneros en el camino encadenados, en realidad esta no es una historia sobre el éxito, se trata del camino hacia 'Back on the Chain Gang' y 'Don't Get Me Wrong', instantes que ya no aparecen en el libro pero que con base en las reflexiones logramos explorarlas con los ojos de Hynde.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk