Spoiler Alert: Beatbox olímpico

En cuanto vimos a Jimmy Page sobre ese autobús doble decker en la clausura de los Juegos Olímpicos de Beijing, comprendimos que en Londres 2012 la cuestión de la herencia musical británica sería un elemento cultural importante.

En varios spoilers he abordado las cuestiones de esa herencia, pero nada será tan claro como el bombardeo que se avecina el próximo verano, con diversas contribuciones de sus más grandes actos, que no sólo producirán un score (Underworld) o participarán en las Olimpiadas Culturales (Blur, Damon Albarn solista y New Order), también pondrán el contexto adecuado para que exista un atractivo edificio con funciones de instrumento musical.


Lo primero que hemos podido ver del proyecto Coca-Cola Beatbox no es precisamente la estructura que le dará vida, sino el remix Move to the Beat de Mark Ronson, un himno que hace un collage de deportes basándose en lo incidental más que en las respiraciones o el gemido que se escapa de la garganta cuando el esfuerzo excede a los competidores. Se trata de algo más elaborado y acorde a las ideas del sampleo, que dictan que cualquier cosa que emita una resonancia puede crear un ritmo, sólo es necesario saber escuchar. Y para escuchar, el hijo de la araña de marte Mick Ronson, se basta solo.
 

La campaña creada por la agencia Mother London bajo el nombre de For the Move To The Beat of London 2012, muestra a Ronson y una no muy evidente Coca-Cola creando un track bailable utilizando loops con sonidos de cinco deportes olímpicos, más la voz de la cantante de dub y R&B Katy B. La idea principal son los atletas Dayyan Jaffar de Singapur, María Espinoza de México, Darius Knight del Reino Unido, David Oliver de Estados Unidos y Kseniya Vdovina de Rusia, quienes proporcionan los sonidos que aparecen en el comercial y que inspiran también todo el concepto detrás del edificio Beatbox.

 
Coke Olympics, 'Beat 2012 Documentary Trailer' from Somesuch & Co. on Vimeo.

En vista de que los Juegos Olímpicos hace mucho tiempo ya no son únicamente sobre encuentros deportivos y que en la actualidad el mejor candidato para una sede es el que ofrece mayor conectividad y experimentos novedosos para el público, la transmisión y el registro, Coca-Cola Beatbox se coloca como uno de los grandes atractivos, no sólo por el pabellón diseñado por Pernilla Ohrstedt y Asif Khan o la gran vista panorámica que proporcionará de Londres, sino porque combinará arquitectura con alta tecnología de audio con un irresistible escenario interactivo.

Coca-Cola Beatbox permitirá a los visitantes del Parque Olímpico remezclar gracias a estructuras sensitivas al movimiento y al tacto, reaccionado con una serie de sonidos pregrabados en algo que será una combinación de reactable gigantesca y los mejores elementos de sonido, que nos recordarán a algo parecido a las ruedas de las patinetas rayando el pavimento en la película Lords of Dogtwon. Será un gran instrumento de muros circulares, cubiertos con almohadillas de plástico ETFE ultra sensibles que al contacto emitirán un sonido pregrabado por Mark Ronson, convirtiendo la arquitectura análoga en algo que puede escucharse y tocarse (de ahí beatbox) para crear un soundtrack temporal en la ciudad.


Fue concebido como una forma física que intenta capturar y celebrar la energía de la juventud británica (al menos la mejor cara y la que aparecerá en los medios), por supuesto es blanca y roja, pero rompe las reglas y perspectivas de marca al utilizar únicamente los colores, un reto de comunicación visual libre de logos pero con la idea de Coca-Cola muy marcada.

Hasta el momento no sabemos si los remixes creados por la gente en el lugar serán escuchados a través de otra vía, pero si queda claro que se trata también de arquitectura adherida a la política de 0% cimientos, por lo que el pabellón será cuidadosamente desmontado una vez que los Juegos Olímpicos hayan terminado y sus estructuras se incorporarán a otro proyecto, que seguramente no tendrá la habilidad de Mark Ronson de convertir todo lo que toca en fiesta, pero al menos no dejará otro de esos elefantes blancos de millones de dólares inservibles para futuras generaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Karipunk